Los mensajes ocultos de la Caridad (I)

 In Blog

La Iglesia de San Jorge –escenario central de nuestras propuestas en Murillo en Sevilla-, además de una prodigiosa obra de arte completa, es un discurso, una declaración de intenciones del hombre que la mandó construir, el insigne Miguel de Mañara. El hombre que dejó una vida de riqueza para ponerse al servicio de los más necesitados colmó cada rincón de la Caridad de sutiles mensajes que plasman a través de símbolos su propio legado. Vamos a adentrarnos en esos detalles, centrándonos hoy en su retablo mayor, que dice mucho más de lo que parece.

Leer las reglas de la hermandad sin abrir un libro

El retablo de la Iglesia de San Jorge no deja indiferente a nadie. Hablamos de una obra encargada a dos maestros sevillanos de la época. La gubia de Bernardo Simón de Pineda trabajó la madera con absoluta maestría, mientras que Juan de Valdés Leal se encargaría de dotar de color al retablo, que estuvo concluido tras cuatro años de trabajo en 1674, siendo Murillo por entonces hermano de la Santa Caridad. El remate perfecto fueron las esculturas del gran Pedro Roldán.

Hay que explicar que en la Iglesia de San Jorge se esconde un mensaje muy claro, el de los ideales de la Santa Caridad: las obras de misericordia. La séptima obra de misericordia es la que ocupa este retablo, correspondiente a la acción del entierro de los muertos. Se encargaba por entonces la hermandad de enterrar dignamente a ajusticiados y desahuciados, por lo que la escena central del retablo no podía ser otra que el Entierro de Cristo de Roldán. Pero esta escena no es como las demás, ya que en ella se personaliza la labor de la hermandad. Así, Cristo es portado por José de Arimatea y Nicodemo “en sus brazos”, como dicen las reglas de la hermandad que deben recogerse los cadáveres de los que no han sido santamente enterrados. Para posteriormente llevarlos ante el hermano mayor, que aquí está personificado en la imagen de San Juan, que ocupa la parte central del conjunto escultórico.

Esquema del retablo de la Iglesia de San Jorge. / Boletín IAPH

Dos historias de santidad

Pero hay mucho más en el retablo. En las calles laterales, vemos las esculturas de dos santos: Jorge y Roque. ¿Por qué la elección de estos dos santos? También tiene su justificación. San Jorge era un soldado romano que renunció a los bienes de su rica familia para darse a los más necesitados en cuerpo y alma y enfrentarse al poder del Imperio. Quizá Mañara, que abandonó su rico modo de vida para rendirse a engrandecer la actividad de la hermandad, pudo verse reflejado en este santo, al que está consagrada la iglesia. Por otro, tenemos a San Roque, protector universal contra las epidemias en un tiempo. Hablamos de que esta preciosa iglesia se levanta una vez superada la terrible epidemia de peste que mató a miles de habitantes en Sevilla en 1649, por lo que parece más que acertado. Además, Roque vendió también su rica herencia familiar para dar esas ganancias a los pobres antes de emprender una vida de servicio a los demás. En resumen, una vida de Caridad.

Un retablo barroco para el Amor

Pero no acaba aquí la cosa. El mensaje sigue en la parte superior del retablo, donde encontramos a tres mujeres. Si leemos bajo las esculturas las tres cartelas que aparecen podremos saber sus nombres: Fe, Caridad y Esperanza. Las tres virtudes teologales según la gubia de Pedro Roldán culminan este retablo en el que la Caridad, obviamente, está en la calle central. Bajo ellas podemos leer tres palabras: Creo, Espero y Amo –esta última bajo la Caridad, ya que el amor es la premisa máxima de la hermandad, amor al prójimo-. Sobre estas esculturas, preside una estructura circular en la que hay un mensaje que parece incomprensible. Pero es la manera de representar a Dios mismo, ya que lo que vemos es su nombre en hebreo.

En posteriores entregas seguiremos desentrañando todos los mensajes que quedan ocultos por la iglesia y en los que Murillo tuvo muchísimo que ver, no solo como miembro de la hermandad que aprobó este proyecto artístico, sino como ejecutor de la alegoría más hermosa y noble que encierra la ciudad.

@MiguelPerezM

Recent Posts
Comments
pingbacks / trackbacks

Start typing and press Enter to search

X